Aspectos de MERCURIO y MARTE


Aspectos armónicos

Cuando estos dos planetas se entienden hallamos una mente activa, en algún grado incisiva y aguda, inclinada a ver y presentar el lado empírico de las cosas y darse maña en la ejecución. Prefiere aprender y enseñar de forma demostrativa, poniendo manos a al obra.

Otorga velocidad de reflejos, ademanes vivaces y rápidos, diligencia, una inteligencia viva, competitiva y de pronta respuesta. La persona siempre prefiere la victoria diplomática sin perder la cortesía. Inclina al gusto por los debates y la polémica, defiende con energía sus puntos de vista y no se le hace callar fácilmente. Hay casi siempre agilidad física o alguna destreza en la acción. Estos contactos sugieren competencia para el mundo de los negocios, ejecutivos de ventas, etc.

Aspectos inarmónicos

Estos aspectos se caracterizan por una inteligencia combativa y algo embalada que puede actuar sin reflexionar como es debido o sacar conclusiones a veces demasiado rápidamente. Hay tendencia a la agresividad verbal, a la mordacidad y a manifestar falta de diplomacia y de medida en las palabras llegando a veces al insulto y los malos modales. En general en la persona hay algo inquieto, irritable y a menudo mentalmente hiperactivo e impertinente.

Es típica la tendencia a discutir, a querer llevarse la razón incluso a costa de mentir o de tergiversar las cosas, a querer decir siempre la última palabra. Manifiesta poca tolerancia si se le contradice. Puede ser hábil e inteligente en la acción, bastante pícaro, aunque a menudo tramposo y bribón. Su deseo de ganar puede inclinarle a ser deshonesto para luego intentar justificar lo hecho con toda clase de argumentos falaces. Puede en coincidencia con otros factores, inclinar a la delincuencia.

No es raro ver este aspectos en grandes humoristas pues es burlón e histriónico. A veces hay propensión a agredir por medio de bromas hirientes o pesadas o ridiculizar de forma cruel. En su peor aspecto es el típico arrabalero con lenguaje de matón y aspecto de robarte la cartera al primer descuido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pubica un comentario