Aspectos de la LUNA y JÚPITER


Aspectos armónicos

El aspecto armónico entre estos astros es signo de una tendencia a estar contento y más bien satisfecho anímicamente. Otorga una sensación interior ligeramente eufórica, buen humor y un sentimiento expansivo y abierto hacia el entorno. La persona esta dispuesta a ayudar, es respetuosa con la gente en general y con las personas de condición inferior y los niños, ante los que puede asumir un talante protector y comprensivo. Tiende a ser sincero en sus simpatías y le gusta expresar sus sentimientos con libertad.

Inclina a ser tolerante con la gente y con la diversidad de culturas y tradiciones, a mantener principios democráticos, obediencia a la ley y las normas de la sociedad. Se aceptan los principios recibidos y en la propia filosofía no se pierde de vista el sentido común y la sabiduría popular. La imaginación suele ser desarrollada y con inclinación a la aventura y los viajes, hay gusto por la vida al aire libre y por la naturaleza exuberante y agreste, inclina a la protección del medio ambiente.

Aspectos inarmónicos

En estos aspectos encontramos una tendencia algo errabunda del espíritu que cambia de creencias o de filosofía con facilidad, a veces dejándose llevar por la opinión de los demás. Se pueden manifestar opiniones tontas o simplemente inmaduras, o ser demasiado dependiente de la opinión publica o de lo que llamamos “sentido común”. Si domina Júpiter veremos desprecio de la opiniónes de la gente que considera inferior.

Inclina a la inconstancia, a la insatisfacción anímica, a una necesidad de movimiento vagabundo cuando la imaginación tiende a la especulación y a las aventuras quijotescas. Otorga un humor ciclotímico que pasa por fases de euforia y aburrimiento, se pone muy contento de forma efímera pero su fe decae con facilidad, esto ocurre por la ausencia de creencias firmes y no basadas en los estados anímicos del momento.

Puede haber tendencia a contravenir las normas sociales, incluso a traspasar la ley amparado en el grupo. Puede ser irrespetuoso con la gente, con modales arrogantes, exagerados, vulgares y poco gentiles. A menudo inclina a mostrar una simpatía hipócrita que no se siente de verdad o a sostener opiniones que en el interior no se asumen. Puede haber una actitud inmadura ante lo extranjero pero el individuo no encontrará tan fácil adaptarse si tiene que vivir en otra cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pubica un comentario