Aspectos de SATURNO y URANO


Aspectos armónicos

Esta relación representa el orden de los sistemas y el modelo político y económico de las sociedades. El aspecto armónico es señal de una mente previsora que propone planes realizables, que se inclina al progreso sostenido y sin prisas desde bases firmes y que prefiere planificar las cosas tratando de adelantarse a los contratiempos. El individuo es moderadamente abierto, serio en sus compromisos de colaboración, y ofrece una amistad estable y profunda. Tiene un sentido maduro de la autonomía y conoce los límites de su libertad.

Es signo de una mentalidad más bien científica y rigurosa con inclinaciones matemáticas que puede establecer sus propios métodos. Es ideal para reorganizar y dar nueva estructura a las cosas. Propende a especializarse y a aprovechar las oportunidades de progreso profesional  y los avances técnicos en su área. Señala un cerebro estable que teoriza sin perder de vista las cosas concretas y lo material y que sabe esperar y transitar por caminos ya trillados y conocidos para adquirir una experiencia que permita echar a volar con seguridad. 

Otorga sentido de la responsabilidad social y política, de la rectitud urbana, solidaridad de clase o estamento social y cualidades para todas las ocupaciones científicas, las ingenierías y para la política.
 
Aspectos inarmónicos

Aquí se simbolizan los límites materiales de la lógica y la razón humanas, la contradicción entre la quietud conservadora que implica seguridad, contra el cambio, que significa progreso pero también riesgo. Es paradigma de la tendencia a la rigidez de las grandes teorías monolíticas que han tratado de adaptar y encorsetar la realidad dinámica en un esquema teórico ideal. Suele haber una rebeldía hacia el orden del mundo, el individuo tiende a automarginarse de algún modo como un rebelde solitario que no encaja en la estructura social. Es típico el razonamiento materialista y pesimista hacia el futuro.

Cuando Saturno y Urano se encuentran en una relación inarmónica la persona a menudo encuentra difícil la adaptación a la rutina, los horarios o las pautas estrictas. Inclina a manifestar una anarquía de métodos y de orden. Puede haber mala previsión y tal vez torpeza para la improvisación. Este aspecto es signo de desorganización en cuanto al control de los asuntos materiales y de ausencia de una buena planificación en lo profesional. A veces es calamitoso o catastrófico en algún aspecto. Puede manifestar terquedad, una dificultad de adaptarse a los cambios y los imprevistos. Sin embargo no soporta la regularidad y la monotonía, de forma que tiende a cambiar las cosas produciendo inestabilidad.

Inclina a la informalidad y a la falta de consideración de los pasos y procedimientos convencionales. Puede haber costumbres extrañas o hábitos excéntricos. A veces hay propensión a la neurosis depresiva, a los movimientos rutinarios descontrolados, los tics, etc. La lógica puede ser cerrada y el razonamiento intransigente y poco flexible y la naturaleza ser poco abierta a compartir o a la amistad. A veces se sostiene una posición política negativamente revolucionaria, sin ideas alternativas prácticas en realidad, en otras, la persona es escéptica y cínica con respecto a la organización social sosteniendo una posición reaccionaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pubica un comentario